Todos mis libros

Mas visitas a su sitio|Por Efemosse
Google El blog de Pedro Hugo García Peláez: Las dictaduras económicas

Páginas vistas en total

lunes, 1 de agosto de 2016

Las dictaduras económicas

Elliott, siempre fue un chico despierto, era un niño todavía y vivía en los estertores de una dictadura, de las que todavía quedan muchas.

Aunque vivía feliz él sabía que había cosas que no se podían hacer y una de esas era contradecir al poder que ostentaba la dictadura, no porqué no fuera valiente sino porque sabía que la vida es un aprendizaje y que en cierta manera le faltaban muchas cosas por aprender y en algunas acertaría y en otras se equivocaría.

La dictadura dio paso a un reinado, esto ha pasado tantas veces en la Historia, que parece un cuento que se repite continuamente, de hecho se pasaba del sombrero de copa que era el adorno que ostentaba el Rey, a la gorra militar que ostentaba el dictador, de la noche a la mañana.

Pero parecía que algo iba a cambiar ahora, y es que había elecciones democráticas y se iba a elegir un gobierno elegido por todos y cada uno de los ciudadanos con derecho a voto de su país, con lo que El Rey pasaría a ser un simple adorno, como un sombrero de copa que adornaba la cabeza pensante, que sería el gobierno elegido democráticamente.

Él todavía estaba un poco confuso, tanto cambio y siendo tan pequeño se abrumaba con dichos cambios, sin embargo se fue dando cuenta que el gobierno elegido era como la cabeza pensante del país.

Se había pasado de épocas no muy lejanas, donde dictaduras y reinados sangrientos fusilaban y cercioraban a sus propios ciudadanos para mantenerse en el poder y seguir beneficiándose de unos privilegios que hacían desangrar al propio cuerpo del país, con tal de sustentar sus ansias de poder.

Las dictaduras podían durar poco o mucho pero siempre acababan desangrando al país con lo que lo ahogaban y cercioraban al propio cuerpo del país y terminaban diluyéndose. y ahogándose en su propia insuficiencia para hacer progresar el país.

Pero ahora la cosa estaba cambiando mundialmente,e la nueva conciencia hacía difícil que alguien mandara matar a sus propios conciudadanos o sea a su propio cuerpo con tal de que alguien mantuviera sus privilegios, pero económicamente y socialmente los avances eran mínimos.

Elliott, se daba cuenta que la corrupción había dado paso de unas dictaduras sangrientas a otras económicas, él no podía comprender como se mantenía en lo alto de la cabeza del gobierno a un Rey que podía ser sustituido por una persona más capaz, o como el gobierno a través de jueces y secretarios de estado adjudicaban obras sin sentido a algunos carteles empresariales y marginaban otros proyectos que aunque eran más eficientes y ahorraban trabajo, por lo que los trabajadores podían usar su tiempo sobrante en estudiar o prepararse, y que además usaban materiales mas respetuosos con el medio ambiente eran relegadas a causa que el promotor de la otra obra era tío segundo de un importante cargo político,

Esto repercutía en la clase media de todos el país. La clase media del país es como el tronco humano y es muy complejo, desde el corazón que pueden ser los servicios sociales, el aparato digestivo que es el suministro de alimentos o el hígado donde inventores producen hormonas para mejorar la calidad de vida, pero si se quitaba oxigeno de un proyecto para dárselo a otro menos beneficioso para la sociedad eso repercutía en todo el aparato de la sociedad, desde la circulación de la sangre que podía hasta provocar fallos cardiovasculares en la sociedad.

Desde luego él no estaba en contra en que la empresas ganaran dinero siempre que lo hicieran de forma legítima, es totalmente legítimo que Justin Bieber gane 10 millones en un día si alguien se los da. Pero él había visto por Internet grupos con la misma calidad que sólo tenían 123 visitas y claro Justin con 500 ingenieros de sonido, una multinacional que ahogaba a los demás grupos y una intrincada red de blanqueo de impuesto no jugaba legítimamente con los otros pobres músicos que hubieran salido adelante si les hubieran dejado diez ingenieros de sonido y un pequeño estudio para ensayar.

Elliot no estaba en contra de que se pudiese ganar dinero legítimamente sino que había que apoyar racionalmente los recursos en proyectos interesantes de hecho el imperio español nació bajo una idea que era innovadora en aquella época que era arriesgarse a apoyar a Colon y financiar su idea de que la tierra erra redonda y no plana como creían lo antiguos estudiosos medievales.

A pesar de este entramado que asemejaba el cuerpo humano a la sociedad, Elliott también era consciente de las clase proletaria y campesina que eran como las piernas que sustentaban el cuerpo sin embargo el no lo veía como algo inmóvil sino algo que ejercía fuerza hacia arriba y como tantos hijos de las clases manos favorecidas se han superado y han llegado a ser tan importantes como reyes.

Sin embargo él seguía obsesionado con la dictadura económica que los gobiernos de los países, como son los principales países desarrollados del siglo XXI seguían ejerciendo sobre la sociedad, con proyectos tan poco racionales como seguir usando la gasolina cuando se estaba en posición de abaratar la energía con el solo propósito de beneficiar a los carteles del petróleo, y como se usaban tretas tan antiguas como desprestigiar al contrario a través de informaciones en prensa con tal de conseguir beneficios políticos, que redundaban en beneficios económicos.

No se trataba de que todos tuviésemos una casa de veinte habitaciones se trataba de que si una Universidad tuviese un proyecto viable se le impulsase y no se diera prioridad a otros proyectos a dedo.

Si había una obra que se pudiese hacer con materiales mas baratos y en menos tiempo se le adjudicara lícitamente a ella la ejecución de la obra.

Es como si en una familia el padre tirara la comida al suelo, sus hijos perderán tiempo de estudio, se sentirán mal y todo unicamente por la obsesión del padre de mantener su poder económico sobre la familia o sea una dictadura económica.

Elliott sabía que la cabeza pensante era el gobierno y los ojos de la sociedad, y aunque el congreso fuera la boca y se ocupara de debatir, siempre que alguien conseguía el poder lo quería mantener a toda costa beneficiando a sus amigos, y por lo tanto racionalizando peor los recursos del país que hacían al cuerpo del país languidecer, respirar peor, comer peor etc...

Había que jugar limpio y pensar verdaderamente en mejorar la sociedad como si fuera un cuerpo humano dándole vitaminas de hecho todas las dictaduras acaban tarde o temprano ya que lo que hacen es ahogar al propio cuerpo humano o sea al país.

No se pueden engañar a un país y decir continuamente que los demás no tienen razón, que están totalmente equivocados, tanto una parte como la otra tiene razón a veces, y otras se equivocan como cualquier ser humano.

Se trata de que si alguien no puede ir al médico se le ponga un remedio de igual manera que quien este más capacitado para estudiar necesitará que se le asignen mas recursos educativos que otro que este peor dotado. También es verdad que tienen que haber gente que se encargue de limpiar los engranajes de la sociedad, pero no como algo estacionario sino que pueda salir de ahí cuando las circunstancias se lo permitan.

En fin que las nuevas dictaduras eran las económicas, se había pasado de épocas no tan lejanas donde se fusilaba a los opositores a ahogarles económicamente sin permitirles que sus proyectos mas racionales triunfasen, en base a beneficiar a una oligarquía, pero esto acabará a dando paso a una autentica democracia económica donde los recursos se racionalizaran mejor.


De hecho todas las dictaduras lo que consiguen es ahogar al país o sea al propio cuerpo humano y terminan acabando tarde o temprano ya que no dejan aire para que el cuerpo humano respire adecuadamente o pueda mover el corazón tranquilamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada