Todos mis libros

Mas visitas a su sitio|Por Efemosse
Google El blog de Pedro Hugo García Peláez: Un cuento para niños y jóvenes La sociedad como el cuerpo humano

Páginas vistas en total

jueves, 18 de agosto de 2016

Un cuento para niños y jóvenes La sociedad como el cuerpo humano

Un cuento para niños y jóvenes


La sociedad como el cuerpo humano



Pedro Hugo García Peláez






Copyright Pedro Hugo García Peláez, 2016









Aunque vivía feliz, él sabía que había cosas que no se podían hacer y una de esas era contradecir al poder que ostentaba la dictadura, no porqué no fuera valiente sino porque sabía que la vida es un aprendizaje y que en cierta manera le faltaban muchas cosas por aprender y en algunas acertaría y en otras se equivocaría.

La dictadura dio paso a un reinado, esto ha pasado tantas veces en la Historia, que parece un cuento que se repite continuamente, de hecho se pasaba del sombrero de copa que era el adorno que ostentaba el Rey, a la gorra militar que ostentaba el dictador, de la noche a la mañana.

Pero parecía que algo iba a cambiar ahora, y es que había elecciones democráticas y se iba a elegir un gobierno elegido por todos y cada uno de los ciudadanos con derecho a voto de su país, con lo que El Rey pasaría a ser un simple adorno, como un sombrero de copa que adornaba la cabeza pensante, que sería el gobierno elegido democráticamente.

Él todavía estaba un poco confuso, tanto cambio y siendo tan pequeño se abrumaba con dichos cambios, sin embargo se fue dando cuenta que el gobierno elegido era como la cabeza pensante del país.

El pensó que el gobierno, la sociedad de un país y su economía funcionaba como su propio cuerpo.

Con las nuevas elecciones él había oído que el papel del Rey iba a ser meramente representativo por lo que consideró que era como la gorra que se ponía y quitaba cuando hacía mucho calor, era como un adorno o algo que cubría la cabeza tapando su pelo y haciendo resaltar su frente.

Elliott, se fijaba mucho en las cosas y después tomaba decisiones. Y como había oído que los que ganaran las elecciones iban a mandar, él pensó que el gobierno ese que iba a salir elegido, sería como los propios ojos, un gobierno con dioptrías necesitaría gafas, y un buen gobierno tenía que estar atento y ver todo para después tomar las decisiones adecuadas.

Como cuando Elliott ve algo y toma las decisiones adecuadas que le beneficiarán a él.

Que Elliott no tome una decisión cuando vea que algo está mal le hacía daño al propio Elliott. Por lo que si el gobierno no veía o no quería ver algo que estuviera mal eso afectaría al propio país.

También había leído que las decisiones del gobierno se debatían en un sitio llamado Congreso de los Diputados, era como él lugar donde él y sus amigos se sentaban a discutir las ideas o los planes que tenían para llegar a la conclusión de si eran viables, era como el foro donde él y sus amigos intercambiaban ideas, pensamientos, puntos de vista e incluso ilusiones, por lo que era como un foro donde sus propias bocas les permitían hablar y discutir sobre diferentes puntos de vista entre unos y otros.

Se dio cuenta que la boca del ser humano era en definitiva como el congreso de los diputados la forma o herramienta que se tenía para debatir ideas y las nuevas normas que debían regir el país, incluso para expresar emociones.

También había una parte muy importante de su cuerpo que eran las orejas y que le permitían decidir si esas ideas eran buenas o malas, por ahí entraba la información que se estaba debatiendo, y como estaba con la idea de que el cuerpo humano era como un país pensó que eso sería el senado, que se encargaba de ratificar las conclusiones a las que había llegado el congreso debatiendo, era un órgano que se encargaba de procesar la información que se había expresado y de decidir si ésta era correcta o no.

O sea nuestros sentidos que regían nuestras propias acciones, eran como el gobierno del país que regía al propio país.

Cuando se metían con él tenía que defenderse usando sus brazos y sus manos, y se dio cuenta que un gobierno que no se pueda defender es algo muy vulnerable por lo que pensó que brazos y manos eran la justicia que a veces había que aplicar sobre otras personas que le podían atacar.

Los brazos y manos son como los jueces y la policía, que se encargan de mantener el orden.

El aplicaba la fuerza de sus brazos y manos cuando había algo que le atacaba, sus brazos y sus manos eran la justicia que había que aplicar contra una agresión externa, y en su caso sus brazos y manos eran como los jueces y la policía que tenían que seguir las normas que habían dictado los ojos de Ellliot o sea lo que el consideraba justo y bueno.

Como el pensaba que los ojos de una persona eran como el gobierno de un país los brazos y manos de un país o sea la justicia y la policía tenían que actuar con las normas que el gobierno había encontrado como buenas al fijarse en el funcionamiento del país, ya que si la justicia actuaban sin ton ni son podía buscarse problemas, pero en cierta manera eran independientes eran una parte del cuerpo que se utilizaba para defenderse lejos de momentos de debates o de analizar situaciones eran una parte que tenía que actuar contundentemente en el momento preciso ejerciendo el derecho a defenderse.

Entonces dio un mordisco a su bocadillo y mientras tragaba se dio cuenta que su tronco, estómago, pulmones o corazón, actuaban como un entramado que podía considerarse la clase media de un país, con todos los profesionales liberales, trabajadores de rentas medias y altas investigadores que iban de un lugar a otro por medio de la sangre y se agrupaban en tejidos como el corazón que permitía que esa sangre llegara a todas las partes del cuerpo.

Un país también tenía que tener un buen engranaje que hiciera que los profesionales de la sanidad mantuvieran la sangre en buen estado, y el corazón sano para que el alimento llegara a todas partes como el bocadillo que Elliot se estaba tomando.

Después echo una carrera con sus amigos y vio que sus pulmones eran las reservas que él tenía para ganar la carrera unas buenas reservas de oxigeno eran imprescindibles para aguantar el ritmo de la carrera por lo que unos buenos pulmones eran necesarios. Los pulmones eran como la economía de un país y también eran los encargados de transmitir ese oxigeno o dinero a toda la población para que con esos recursos pudieran subsistir, y realizar sus proyectos.

Que interesante es esto pensó y al pensar se dio cuenta que el cerebro suyo era como el conjunto de investigadores de un país, que pensaban en nuevas formas de facilitar la vida a los demás partes del cuerpo, cuando Elliott pensaba en algo, como coger un autobús que fuera mas directo a su destino, eso le ahorraba tiempo y pensó que los investigadores en un país hacían algo parecido para facilitar la vida a los demás ciudadanos.

Cuando iba al supermercado caminando le fastidiaba, pero sus piernas eran como la clase trabajadora que con su esfuerzo se encargaba de producir comida y de construir el país de llevar los recursos de un lado a otro en definitiva las piernas eran dos bases solidas que sustentaban el cuerpo erguido y firme y le hacían avanzar


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada